GRAN TRABAJO SIN RECOMPENSA FINAL

Unión Adarve “B” 1 – 0 Juvenil “A”

Nuestro Juvenil llegaba al partido de su categoría Autonómica tras una derrota como locales y querían alzarse con la victoria en el campo de la Unión Adarve.

El equipo salió buscando el ataque constante y sin renunciar a la identidad que tenemos como club a pesar de las dimensiones del campo de la Vereda de Ganapanes.

Choque de estilos en una primera parte disputada y donde los nuestros tuvieron ocasiones claras de adelantarse en el marcador desde los primeros minutos. El juego combinativo nos hizo obtener varias oportunidades de adelantarnos en el marcador. Concretamente en el 4, Álvaro Guillén disponía de una ocasión limpia de gol con su pierna izquierda que se fue por encima del portal rojinegro.

La Unión Adarve buscó marcar las diferencias en un par de córner peligrosos, acciones entre otras muy bien trabajadas por el club local.

En el minuto 13 nuestro equipo obtiene otra ocasión de gol fruto del gran juego que estaban proponiendo a uno, dos y tres contactos por jugador, intentando combinar ante un equipo que realizaba una gran presión tras pérdida y las dimensiones del terreno de juego anteriormente citadas. En este caso, nuestro equipo casi marca por una gran ocasión de las botas de Jorge Puertas, que remató con su pierna izquierda por encima del arco del Adarve.

Fruto de diferentes entradas por ambas bandas, se crearon varios disparos de nuestro equipo que no obtuvieron el premio del gol.

Pablo Escobar, nuestro lateral derecho y jugador más destacado del partido, robó en 4 ocasiones seguidas en banda derecha y con una combinación rápida con Juan (x2), Nicolás Cabañas y Álvaro Guillén, respectivamente, hicieron posibles entradas con buenos centros que defendieron bien nuestros rivales.

Llegamos al descanso con un marcador igualado, pero con sensaciones positivas.

Salió la Unión Adarve con una dosis de empuje con tres ataques tempraneros que nos hicieron activar las alertas en las transiciones. Defendimos muy bien y sofocamos los fuegos rápidamente.

Nuestro equipo buscaba alternar el juego combinativo con el directo para hacer retroceder al rival varios metros y buscar una cómoda posición sobre el campo y el cambio de sistema realizado en el descanso (1.3.5.2 a 1.3.4.3).

Por su parte la Unión Adarve nos marcó el gol en una transición en el minuto 58.

A raíz del gol en contra, el equipo fue a más y cambió el esquema de nuevo, finalizando con un comportamiento de 1.3.3.4. Este cambio nos hizo de tener 5 ocasiones clarísimas de gol que no pudimos materializar como nos hubiese gustado para alzarnos con la victoria.

Más allá del resultado, el esfuerzo, la identidad y la personalidad del equipo son intachables y estamos orgullosos de la honestidad y el honor que demuestran cada entrenamiento y partido sobre el terreno de juego.

Seguimos aprendiendo, disfrutando y valorando nuestro camino.

Deja un comentario

Síguenos en nuestras redes sociales
A %d blogueros les gusta esto: