PASAJEROS AL TREN CHV

Cadete “A” 4-0 Fundación Rayo Vallecano

El equipo dirigido por el nuevo cuerpo técnico desde hace dos semanas se había propuesto hacer del José Caballero un fortín y visto lo sucedido el pasado sábado sobre el verde de Alcobendas, el sustantivo se queda corto y el equipo se ha puesto como meta que su “estadio” sea una fortaleza, la cual, echando cuentas, da para salvar la categoría.

Las abejas, tal y como sucediera una jornada antes contra la AFE, salieron en tromba, sabedores de que su intensidad y presión, bien entendida y efectuada, nos puede dar la clave en los primeros 40´para arrasar al rival y así sucedió. No se había cumplido el primer minuto de juego cuando Jorge Molina, tras un buen recorte en el pico del área grande, era objeto de un claro penalti. Jimmy, cogiendo galones y con sangre fría, abría el marcador con un zurdazo ajustado al palo desde los once metros.

Tan solo un minuto después, los locales volvían a tener otra ocasión para poner el 2-0 pero la erraron y aquí vinieron los mejores minutos del Rayo, los que iban del 5 al 20. Los dos delanteros, grandes y fuertes, pusieron en serios apuros a la zaga amarilla y el empate se veía venir. Pero fue todo un espejismo, una vez repuestos de esos minutos de desconcierto y nerviosismo, el equipo volvió a hacer lo que mejor sabe, presionar, ser intenso, rápido y contundente y así llegó uno de los goles más bonitos de la temporada, sin lugar a dudas. Jon, robaba un balón en las cercanías del área propia, combinación con Collantes, el cuero llega a Perelli, que mete el esférico al espacio para que Adri gane la carrera a su marca, llegue casi a línea de fondo, ponga un centro perfecto para que DR, con un salto soberbio y un testarazo descomunal, hiciera el 2-0 a los 23´ de juego.

Este segundo tanto, hizo al equipo crecerse y creérselo y los últimos 20 minutos del primer tiempo fueron un verdadero vendaval. Los rayistas ya no llegaban al área de un seguro Porte, ni inquietaban a unos solidos centrales, que se veían cómodos, tanto es así, que, entre los dos, a la media hora de juego, fabricaban el tercero. Bardón, el nuevo Mariscal de la zaga, sacaba un córner al corazón del área pequeña, donde el Renacido Collantes remataba al fondo de las mallas. Quien le ha visto y quien le ve ahora al capitán, que tiemble Ramos….

La tarde en Alcobendas era placida pero el vendaval continuaba sobre el campo y sin tiempo para acomodarse, DR hacía el 4º y su decimosegundo gol en liga. Nueva salida en corto del Rayo, presión trabajada perfectamente, robo, pase entre líneas y el pichichi del equipo no perdonaba ante la salida del guardameta y ponía el definitivo 4-0 en el marcador. Y decimos definitivo porque la pelota no quiso entrar en las siguientes acometidas del propio DR, de Adri, de Jimmy y de Molina, pues los 4 de arriba siguieron intentándolo, se les veía disfrutar en el campo.

Llegaba el descanso, las caras no podían ser más que de satisfacción, no era para menos, pues en 40 minutos habíamos pasado por encima del rival, dejando claro, que el equipo va a salir del pozo con trabajo e ilusión. Nadie quería borrarse, nadie quería ser sustituido y el mister lo dejó claro, sabedor de que el gen Chamartín podía salir a flote y que la relajación podía ir en nuestra contra, arengó a los suyos con que los cambios llegarían pronto y aquellos 4 que menos corrieran o trabajaran serían los que dejarían su hueco a los que estaban deseando darlo todo, como así fue.

La Fundación del Rayo, salio intenso, salio a intentar reconvertir la situación y el dominio en los primeros compases de los visitantes era claro, más con corazón que con cabeza pero fue un digno rival, vamos que si lo fue. De hecho, la segunda parte fue mucho más pareja, seguimos gozando de ocasiones pero ya no eran tan claras y el cansacio empezaba afectar. Los cambios, que llegaron sobre todo en zona de ataque, dieron un poco de aire fresco y de nuevo volviamos a llegar con peligro a las inmediaciones del area rival, aunque sin tanta claridad y el marcador no conseguimos aumentarlo. Si estuvo a punto de cambiar por los foraneos pero Porte, muy seguro en el 1 contra 1, desvarato dos claras ocasiones y firmo la primera porteria a 0 del equipo en lo que va de temporada.

Nos quedan 6 trenes que coger aún, 6 estaciones que nos pueden dar el objetivo, para ello, toca trabajar, toca bajar las escaleras que dan acceso al anden de 3 en 3 y los 20 trabajadores de esta empresa, estoy seguro, que se dejarán el alma para dejar al Chamartín donde debe estar.

!!!!Próxima estación, Alcalá de Henares, allí nos espera el Complutense!!!!!

Deja un comentario

Síguenos en nuestras redes sociales
A %d blogueros les gusta esto: