IDENTIDAD CHV

Juvenil “A” 1-1 ED Moratalaz “B”

Llegábamos al choque liguero de la octava jornada con mucha fuerza e ilusión tras la gran semana realizada en los entrenamientos por nuestro Juvenil “A”.

En el calentamiento ya se comenzaban a sentir las buenas vibras que durante el partido transmitió el equipo a todos nuestros espectadores.

El encuentro comenzó con un rival que quiso dominarnos con balón e ir ganándonos metros de actuación durante la primera parte. Bien es cierto que consiguió su efecto, pues desplegaron un juego combinativo muy marcado por diferentes patrones, entre ellos la progresión del juego constante y el ritmo de balón.

Fruto de ello llegó su gol en el minuto 24 tras un ataque posicional, en el que recibe su extremo derecho y realizando una conducción hacia el interior del área consigue batir a nuestro equipo.

Con el gol encajado aparecieron las precipitaciones y las dudas en nuestros jugadores hasta que en el minuto 38 se realizó un cambio de sistema por parte de nuestro cuerpo técnico y reubicó al equipo, de tal forma que nos permitió dar un paso a campo rival y comenzar a ejecutar nuestro modelo de juego.

Con un 0-1 en el marcador, durante el descanso se impartieron distintas pautas a nuestros futbolistas y se creyó en la posibilidad de dar la vuelta al partido siendo importante un concepto que trabajamos en el club: Mantener nuestra identidad en todo momento.

El segundo tiempo comenzaba con muy buenas sensaciones y el equipo volcado en una única idea liderada por el convencimiento y la unión: el ataque.

Empezamos a realizar distintos mantenimientos de balón en campo rival, creando ocasiones guiadas por la seguridad y el progreso del juego continuo. La movilidad de nuestro medio campo permitía abrir espacios y ocuparlos para entregar el balón en zonas cercanas a portería.

En el minuto 76, tras una jugada colectiva obtenemos un córner que ejecuta Tati, lanzando un centro medido a la cabeza de Gonzalo Gismera que remata convirtiéndolo en gol y empatando el encuentro.

En este instante, el equipo se vuelta al ataque tomando una decisión valiente en un cambio de sistema que nos permitía llegar con más efectivos al área, sabiendo del riesgo que suponía en defensa.

El equipo crea otras tres ocasiones en el tiempo añadido que a punto estuvieron de ser gol. Más allá del resultado, le dimos mucha importancia a la reacción demostrando la identidad y valentía por la que se caracteriza nuestro Juvenil “A”.

“El inconformismo y la superación como señas de nuestra personalidad.”

Deja un comentario

Síguenos en nuestras redes sociales
A %d blogueros les gusta esto: